Al Decano se le escapan dos puntos en el último suspiro

Se volvió a repetir la historia de los últimos partidos en el Miguel Fijones y el CD Alhaurino no pudo refrendar con victoria el gran partido mostrado ante el Poli Almería y en el que apunto estuvo de llevarse los tres puntos gracias al tanto de Triki en el descuento pero la reacción de los visitantes en la última jugada privaba a los locales de una victoria que ya saboreaban.

El partido comenzó con dominio de los pupilos de Sánchez Frías, con un juego rápido entre líneas y un Poli Almería muy conservador provocaría que poco a poco comenzó a llegar las ocasiones a favor del conjunto azulillo con un gran disparo de Zalea que salió por encima de la portería visitante por muy poco.

La recompensa al empuje inicial de los azulillos llegaría tras una falta en la frontal del área en la que Diego de fuerte testarazo en el libre directo colocó el balón imposible para el meta almeriense poniendo el 1 - 0 en el marcador ante el júbilo de los muchos aficionados que se dieron cita en el Miguel Fijones.

Con una tímida reacción de los visitantes, y una buena ocasión de Ferrete en detubo con problemas el meta visitante, el trencilla no señaló tres posibles penas máximas muy protestadas por el respetable primero a Zalea, posteriormente a Lester y finalmente a Víctor Rueda que sacó fuera del área y que desató la indignación del público asistente en las gradas.

Tras un gran lanzamiento de Diego, que estuvo muy cerca de emular el tanto inicial y la lesión de Marcos tras una fuerte zancadilla que sufrió el defensor azulillo finalizó la primera mitad con las protestas del respetable hacia el trío arbitral en un primer acto donde los de Alhaurín el Grande merecieron mejor resultado que la victoria momentánea por la mínima.

Ya en la segunda parte, y con Paquito haciendo las labores de lateral derecho llegaría una jugada aislada donde los visitantes conseguirían empatar el partido por mediación de Jaime Lorente y que metía a los de Alhaurín el Grande de nuevo en el nerviosismo propio de la importancia de los tres puntos en liza.

Per el Decano siguió intentándolo, y primero Víctor Rueda y luego Lester que dió en el palo a punto estuvo de marcar con un Poli Almería totalmente encerrado en su parcela de campo dando por válido el empate que se estaba dando hasta el momento.

Pero cuando se entraba en el tiempo de descuento, un balón colgado al corazón del área en saque de banda de Ferrete es cabeceado por Lester al segundo palo donde Triki consigue rematar de cabeza al fondo de la portería desatando la euforia de los aficionados que veían como esta vez si la suerte se aliaba de cara de los jugadores de Alhaurín el Grande.

Pero sólo fue un espejismo, en la siguiente jugada y en una jugada con mucha fortuna por banda derecha el balón le caería de nuevo a Jaime Lorente para poner el definitivo 2 - 2 y que daba de bruces a los aficionados azulillos con la cruda realidad de la cercanía de los puestos de descenso.

Con este empate, el Decano aún está en mitad de la tabla pero deberá viajar el próximo fin de semana hasta el Escribano Castilla con la necesidad imperiosa de puntuar para vivir con tranquilidad el tramo final de la competición debido al riesgo que supone los posibles descensos de Segunda División B.

Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.