Últimas Noticias

Los pupilos de Sánchez Frías se recuperaron del tanto inicial del conjunto motrileño y apunto estuvieron de conseguir la remontada en un final accidentado donde de nuevo el trencilla se erigió en el protagonista tras señalar un penalti inexistente en contra en tiempo de descuento.

Partido complicado el que se esperaba el domingo en el Miguel Fijones ante un equipo de los llamados a estar en la zona alta clasificatoria y que pese a que en los primeros minutos el juego fue alterno entre ambos conjuntos, fueron los visitantes los que se adelantaron en el marcador con el tanto de Eric cuando se cumplian 20 minutos de juego.

Tras el gol granadino, el Decano cogió el testigo del partido y fue el único en crear ocasiones claras de gol, donde cabe destacar los acercamientos de Víctor Rueda, un muy activo Ramírez y los lanzamientos de Diego que apunto estuvo de poner las tablas en el marcador justo antes del descanso.

En la segunda mitad, sólo hubo un equipo sobre el terreno de juego, los alhaurinos asediaban una y otra vez la portería del conjunto de la Costa Tropical granadina con una seria defensa que conseguía abortar cualquier acercamiento claro del Decano pero que poco a poco empezó a romper las líneas en busca del tanto de la igualada.

Primero fue Diego de fuerte lanzamiento desde fuera del área, luego Léster que apunto estuvo de marcar tras un error del portero y en el que el balón salió fuera por muy poco y luego Víctor Rueda de fuerte disparo sería el preámbulo del tanto azulillo que haría justicia en el marcador.

Cuando se entraba en la recta final del choque, Marcos recoge el esférico a la altura del banquillo azulillo y hace un gran pase a la cabeza de Triki en el mismo corazón del área y que tras quedarse suspendido en el aire cabecea lo justo para que el balón de en el póster izquierdo de la portería motrileña y al final entrase en el fondo de la portería.

El gol dio alas al Decano que a punto estuvo de darle la vuelta la marcador en una jugada que llegó a Lester, e incluso en un saque de esquina un jugador motrileño sacó con el antebrazo el balón dentro del área y que el árbitro no decretó penalti ante las protesta de la parroquia local.

Pero la jugada clave llegaría cuando el encuentro tocaba a su fin, en una jugada en la que el Alhaurino a punto estuvo de marcar por mediación de Paquito, el rechace rápido le llega a Eric dentro del área y que sin que nadie lo toque se cae, señalando incomprensiblemente el trencilla una pena máxima ante la incredulidad de los asistentes en el Estadio Miguel Fijones y tras formar una auténtica carnicería en el banquillo azulillo.

Pero se suele decir que cuando el penalti no es justo se acaba fallando y ahí fue donde Sandro se erigió como el protagonista del choque tras detener el disparo de Alfonso y en la siguiente jugada Léster estuvo a punto de hacer justicia en el marcador pero el balón salió fuera por muy poco ante la euforia de los aficionados azulillos.

Pero el choque pese a que estaba en el tiempo extra, el Decano tuvo una última oportunidad en una jugada de Zalea por banda izquierda que tras pasar a Víctor Rueda su fuerte disparo sale rozando la cepa del póster derecho de la portería motrileña y que podía haber sido el tanto de la victoria alhaurino en un partido donde el Decano mereció mejor suerte.

Con este empate, el Decano sigue clasificado en la sexta plaza con 29 puntos y ya prepara el próximo derbi del próximo sábado a las 17 horas ante el Centro de Deportes El Palo en el Nuevo San Ignacio y ante el líder de la competición con las ideas claras de que en esta categoría ningún equipo es imposible de batir en su feudo.

El CD Alhaurino B cayó en su visita al Estadio de La Fuensanta ante el Filial del Athletic de Coín por un contundente 3 - 0 que no refleja lo visto sobre el terreno de juego y en el que los panciverdes se aprovecharon del tanto inicial de Solís para llevar la iniciativa en el marcador.

Pese a que hubo buen ambiente en las gradas del feudo coino, el filial se vio superado por los vecinos desde el primer minuto cuando en un error de la zaga azulilla Solís se aprovecha para marcar y poner el 1 - 0 en el marcador cuando aún no se había alcanzado a superar el primer minuto de juego.

La reacción del conjunto azulillo fue prácticamente inmediata pero los de Alhaurín el Grande no estuvieron acertados de cara a gol y los locales conseguían desbaratar las embestidas azulillas una y otra vez sin que el marcador se moviese hasta el segundo acto.

En pleno asedio alhaurino llegaría el tanto de Hevilla cuando el encuentro entraba en su recta final tras transformar una discutida pena máxima y el propio Hevilla puso el colofón a un partido donde los pupilos de Kike Martín acusaron las reducidas dimensiones del feudo coino y se vieron superados en el marcador en el primer derbi de filiales de los dos eternos rivales.

La doble visita al CD Campillos en esta jornada donde todos los equipos de la cantera rindieron visitas a sus respectivos rivales nos trajo las dos únicas alegrías de la jornada y en la cual el Infantil A se tuvo que desplazar por primera vez en la historia del club hasta la localidad de Martín de la Jara por fuerza mayor.

El Cadete A que entrena jesús Barreche y Kike Salvatierra venció en el campo municipal de Almargen ante el CD Campillos por 0 - 2 debido a que aún no cuenta con campo propio debido a las fuertes lluvias que cayó en la zona y gracias a los goles de Vega de penalti y Keviin en la segunda mitad.

Precisamente el Infantil A de Marcos Penfold tuvo que desplazarse hasta la provincia de Sevilla para doblegar también CD Campillos por el mismo motivo en el Estadio Los Almendrillos de Martín de la Jara y al que derrotó por 1 - 3 gracias a los goles de Pearson, Tobías y Pérez en un partido muy disputado y trabajado.

En el aspecto negativo, el Juvenil perdió en el Alfredo Viñolo por 2 - 0 ante el CD Churriana, el Cadete B sucumbió en la Ciudad Deportiva de Las Lagunas ante el Candor CF por 1 - 0 y el Infantil B cayó por 4 - 3 en un partido muy disputado ante el CD Tiro Pichón con goles de Vázquez, Francisco y Serrano.

No se hizo justicia en el Estadio de la Juventud Emilio Campra tras lo visto en el partido entre el Poli Almería y CD Alhaurino donde los azulillos gozaron de numerosas ocasiones de gol pero donde el balón no entró en el encuentro donde ambas instituciones se volvía a volver a ver las caras tras el ascenso conseguido tras un largo verano a la Tercera División.

El encuentro comenzó desde el principio bajo el dominio del Decano, que ya al tercer minuto de juego tuvo su primera oportunidad por mediación de Víctor Rueda pero su lanzamiento salió fuera por muy pocos centímetros y tuvo su contestación tres minutos después por mediación de los locales donde Sandro se lució en un lanzamiento de media volea.

En el minuto 10 fue Diego el que lanzó desde fuera del área blocando el guardameta el balón en dos tiempos para que en la jugada siguiente un saque de falta del propio Diego tenga que hacer lucirse al meta local tras el cabezazo de Triki en el Corazón del Área.

Cuando se alcanzó el primer cuarto de hora del encuentro, los alhaurinos reclamaron una posible pena máxima sobre Lupi que tuvo su continuidad con un pase de Dani Espinar que no logra rematar Lester por centímetros y en la siguiente jugada fue el propio Leste el que no consigue llegar a tocar el balón cuando se plantaba totalmente solo ante el meta almeriense.

El dominio total del Decano se iba a refrendar en el minuto 19 de partido con la gran ocasión del partido por parte del conjunto azulillo, cuando Lester libre de marca ante el meta local consigue superarlo pero su lanzamiento muy cruzado acaba impactando en la cepa del póster de la portería rojiblanca.

A partir de ahí los locales adelantaron líneas en busca de quitarse de encima los arreones visitantes e incluso consiguió marcar un gol previamente invalidado por posición antirreglamentaria de su delantero y que tuvo contención con un lanzamiento de falta de Víctor Rueda que impacta en el lateral de la red y el cabezazo de Triki a saque de falta de Diego que hace lucirse al meta local.

Cuando se alcanzaba el minuto 36 de juego un riguroso penalti a favor de los locales y muy protestado por la parroquia alhaurina  sería transformado por Fran Oller para adelantar a los suyos en el marcador, tanto que sentó como un auténtico jarro de agua fría a los visitantes que no volvieron a inquietar más la portería rival en lo que quedaba de la primera mitad.

Tras el refrigerio, el encuentro no podía empezar peor para los azulillos, en la primera jugada y en un balón colgado tras un error defensivo es aprovechado por los locales para enviar el balón al corazón del área con tan mala suerte que Pepe acaba tocando en última instancia entrando el balón en el fondo de la portería.

Pero el Decano pese a ir detrás en el marcador no se amilanó, y a partir de ese momento cogió la batuta del partido en busca de rememorar la gesta  de la temporada anterior donde también tras ir perdiendo 2 - 0 en el marcador en la segunda parte consiguió empatar el partido y que tuvo su contestación con una gran jugada de Dani Espinar.

Pero la recompensa al esfuerzo azulillo llegaría en el minuto 13 de la segunda mitad, cuando en una jugada colectiva Lester es agarrado dentro del área por un defensor almeriense cuando se quedaba totalmente sólo y el trencilla decretó la correspondiente pena máxima para que Diego pusiera el 2 - 1 en el marcador con más de media hora por delante para conseguir el empate.

A partir de ahí comenzó el monólogo azulillo, los locales se echaron un paso atrás para defender con uñas y dientes la renta conseguida mientras que el Decano comenzó a tocar el balón en el centro del campo con grandes jugadas entre líneas y con mucho peligro hacia la portería rival.

Victor Rueda puso en juego dos saques de esquina cerrados y muy peligrosos al corazón del área que la defensa local tuvo que sacar prácticamente sobre la línea de gol mientras que Diego también dispuso de una gran doble oportunidad a balón parado sobre el pico del área local que salió por encima del larguero por muy pocos centímetros.

En la media hora de juego, el Decano hace un cambio totalmente ofensivo sacrificando a Lupi por Paquito y posteriormente Marcos por Zaela en busca del gol del empate y que apunto estuvo de llegar a balón parado en un lanzamiento de falta de Diego que se fue fuera por muy poco.

Cuando se entraba en los últimos cinco minutos de partido, el asedio era total para los azulillos que dispuso de una doble ocasión tras un pase de Víctor Rueda al corazón del área donde el meta local detuvo el lanzamiento de Lester y en el rechace, el propio jugador norteamericano pasa de cabeza a Paquito al corazón del área con tan mala suerte que su fuerte disparo se va por encima de la portería cuando la parroquia visitante cantaba el tanto visitante.

Durante esos cinco minutos de infarto, Dani Espinar colgó un balón al área y Zalea de cabeza hace lucirse al meta local, y a reglón seguido un saque rápido de Víctor Rueda de banda habilita sólo a Lester que pasa al área pero Triki no logra conectar de cabeza consiguiendo despejar la defensa local el balón.

El Poli Almería continuaba encerrado en su campo y la parroquia local reclamando desde la grada el final del partido mientras que el Alhaurino asediaba continuamente la portería local y en donde el Decano estuvo apunto de conseguir el empate en el minuto 91 en un balón colgado al área por Podadera donde Triki pasa de cabeza al corazón del área y Paquito lanza a portería pero un defensor visitante consigue interponerse en la trayectoria del balón saliendo finalmente fuera.

Aún así el Alhaurino dispuso de una última ocasión con todo el Poli metido en su parcela de campo cuando en el último balón colgado de partido Lester dispuso de una gran oportunidad al dejar el balón muerto dentro del área pero finalmente la zaga almeriense consiguió despejar y el trencilla decretó el final del encuentro.

Tercera Derrota del Decano lejos del Miguel Fijones en lo que va de temporada en un partido donde los azulillos merecieron mejor suerte pero que finalmente tu estuvo acertado de cara a gol, por lo que deberá buscar los puntos perdidos sin apenas días de descanso el próximo domingo a partir de las 12.15 horas en el Miguel Fijones ante el CF Motril.

Gran victoria del Decano ante el CD Torreperogil en un partido donde los locales hicieron un partido inmaculado con juego directo y acertado de cara a gol, consiguiendo endosar seis goles a los jiennenses y convirtiéndose así en el equipo de la categoría que más tantos ha marcado hasta el momento.

El encuentro comenzó con ocho minutos de retraso debido a una avería con el autobús de la expedición perogilense y que se pudo solventar para que se pudiera disputar el partido con un inicio donde ambos equipos plantearon un juego de tú a tú con jugadas entre líneas y sin dominio claro por ninguna de las escuadras.

Poco a poco el Decano comenzó a coger las riendas del partido ante un rival que se mostró muy férreo en defensa pero que poco a poco vería como los de Alhaurín el Grande comenzaban a acercarse con mucho peligro hacia la portería de Adrián.

Cuando se llegaba a la primer cuarto de hora de partido en una jugada iniciada entre Mario y Zalea por banda derecha que acaba en un pase al corazón del área para que Dani Espinar fusile a placer junto al palo derecho de la portería rojilla sin que nada pudiera hacer el meta visitante.

A reglón seguido, fue de nuevo el Decano quien asestó otro zarpazo a los jiennenses, cuando Víctor Rueda a pase de Podadera consigue irse por el piquito del área izquierdo y desde allí lanza un tremendo zapatazo que se cuela junto al palo contrario sin que Adrián pudiera hacer nada para detenerlo.


Con el 2 - 0 en el marcador y tras una gran jugada de Diego al larguero, los visitantes intentaron adelantar las líneas en busca de acortar la ventaja azulilla y apunto estuvieron de conseguirlo cuando Virgilio hizo emplearse a fondo al meta Iván Moreno cuando conseguía rematar desde la frontal del área de meta.

Tras el descanso, el partido continuó por los mismos derroteros y en donde el Decano gozó de ocasiones más claras tras adelantar el equipo perogilense las líneas y que provocó que los azulillos salieran a la contra con mucha contundencia y peligro.

Fruto de esta presión, un balón mal cedido hacia la portería y en el que Víctor Rueda estuvo a punto de robar tocando lo justo para que el balón cogiera fuerza y tras tocarlo por el meta visitante en última instancia acabase alojandose en el fondo de la portería rojilla.

El tercero tanto sentó como un jarro de agua fría para los visitantes que se vieron desbordados por los azulillos con jugadas muy peligrosas y lanzados totalmente al ataque, cosa que aprovechó Diego para sacarse de la chistera una autentica joya tras ejecutar de manera magistral un lanzamiento de falta que se coló junto a la base del palo derecho de la portería rojilla.

Con media hora aún de juego por delante, el Decano comenzó a mover el banquillo para darle entrada a los menos habituales pero sin renunciar al ataque en busca de un nuevo gol espoleado por el público presente en el Miguel Fijones que gozaba con el fútbol que estaba desplegando su equipo.

Ya en la recta final y gracias a la gran presión que realizó Lester desde su entrada al terreno de juego, conseguiría hacer el quinto tras quedarse el balón muerto hacia la altura del punto de penalti desatando el júbilo entre los aficionados.

Pero la guinda del pastel la volvería a poner el Decano cuando en un balón colgado y tras la cesión de Pepe Almansa hacia su portería ante la presión de Lester, el balón acabó alojandose en el fondo de la portería haciendo el sexto gol del partido y rubricando una nueva goleada para los azulillo y el segundo 6 - 0 que consiguen el Alhaurino esta temporada.

Con este resultado ya son nueve las veces que el Decano consigue vencer por dicho resultado en toda su historia, la tercera en Tercera División y la vez número 22 que consigue marcar seis tantos a su rival, por lo que los pupilos de Sánchez Frías viajarán el próximo jueves hasta el Estadio de la Juventud cargados de moral para enfrentarse a partir de las 12 de la mañana al Poli Almería.

Trepidante encuentro el que se vivió la tarde del sábado en el Miguel Fijones entre el CD Alhaurino B y la UD Torre del Mar que finalizó con 0 - 1 gracias al tanto conseguido por Pulga cuando el encuentro entraba en su último tramo pese a que los azulillos gozaron de multitud de ocasiones.

El encuentro comenzó sin un dominador claro, ambos equipos jugaron de tú a tú en busca de adelantarse en el marcador pero las ocasiones manifiestas de gol fueron solventadas por ambas zagas evitando de que se moviera el marcador durante los primeros 45 minutos.

Tras el refrigerio el encuentro se tornó en un auténtico espectáculo donde los pupilos de Kike Martín buscaban por todos los medios la portería de Jorge y con ocasiones claras de Luciano, Juanjo, Cristobal, Burgos o Moronta pero la escuadra visitante se topó con la suerte y supieron aguantar las embestidas del conjunto azulillo.

Cuando el encuentro entraba en su etapa final, una jugada a la contra acabaría en el tanto de Pulga y que llevaría al filial del Decano a adelantar sus líneas para buscar el gol del empate que no llegó y finalmente los tres puntos volaron hacia la axarquía en un partido donde los azulillos merecieron mejor suerte.

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.