Dos penaltis en el tramo final condenan al Alhaurino en el Derbi

El Decano cayó por 1 - 2 en el Derbi de la Algarbía ante el Alhaurín de la Torre CF donde pese a que los azulillos dominaron todo el encuentro y se adelantaron en el marcador por mediación de Lester, dos decisiones arbitrales cuando el encuentro tocaba a su fin declinaron la balanza del lado visitante.

El partido comenzó con dominio total del conjunto azulillo, con un juego muy directo y con llegadas con mucho peligro hacia la portería de Goyo y en donde destacan las ocasiones de Zalea, Paquito, un tremendo zapatazo de Víctor Rueda que se fue fuera por muy poco o el cabezazo de Pepe que se fue por encima de la portería por muy pocos centímetros.

Ese fue el preámbulo del tanto local, en una buena jugada de Zalea, que tras pasar al Paquito, este hace un pase certero al corazón del área para que Lester consiguiera zafarse de los dos defensores para tocar lo justo y fusilar la portería torrealhaurina a placer ante la alegría de la parroquia local.

Fueron los mejores momentos del Decano, que incluso estuvo a punto de ampliar la ventaja por mediación del propio Léster que lanzó fuera por muy poco o la reclamación de una posible pena máxima que el trencilla no señaló ante las protestas del respetable.

En la segunda mitad, el dominio seguía siendo del cuadro local que pese a que llevaba la batuta del encuentro no tenía tanta profundidad como en el primer acto, cosa que intentó aprovechar el cuadro visitante para adelantar las líneas pero sin apenas inquietar la portería de Sandro.

Cuando se entraba en la recta final del encuentro, un penalti sobre Ramírez fue sacado por el trencilla fuera del área y acto seguido el colegiado señalaría una pena máxima a favor de los visitantes que transformaría Darío en el empate para los visitantes.

El gol hizo que los locales buscaran con más insistencia la portería de Goyo pero en apenas tres minutos el trencilla se volvería a erigir como protagonista del encuentro cuando incomprensiblemente volvería a señalar una pena máxima ante la incredulidad de la parroquia local que transformaría el ex alhaurino Alex Ruiz en el tanto de la remontada.

A partir de ahí se acabaría el fútbol, y los visitantes se dedicaron a amarrar el resultado que les dió el máximo rédito sin apenas acercarse hacia la portería azulilla y que hace que el conjunto de Alhaurín el Grande acabe la primera vuelta de la competición con 29 puntos en el casillero.

El Decano jugará el último partido del año y el primero de la segunda vuelta ante el Juventud de Torremolinos el próximo domingo 30 de diciembre a partir de las 12.15 horas con la única idea de conseguir los tres puntos que hagan olvidar el traspiés en el Derbi de la Algarbía.

Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.