La falta de puntería condena al Decano en el clásico de El Pozuelo

El Club Deportivo Alhaurino cayó pese a que mostró una muy buena imágen en su debut liguero ante el Juventud de Torremolinos por 2 - 0  en un partido donde los pupilos de Sánchez Frías merecieron mejor suerte tras lo visto durante todo el encuentro ante bastante público en las gradas del estadio costasoleño.

El Decano fue el que se mostró más activo desde el inicio con numerosas llegadas de Ramírez muy cómo de ataque que puso en serios apuros al meta local Juan Daniel que tuvo que emplearse a fondo en numerosas ocasiones.

La más clara fue un lanzamiento lejano de Víctor Rueda, que aprovechando que el meta torremolinense se encontraba adelantado lanzando un tremendo zapatazo desde el centro del campo que se marchó rozando el larguero tras tocar el cancerbero local con la punta de los dedos y despejar lo justo.

El gol local llegaría en el minuto 19 de juego, cuando tras un rechace de la zaga azulilla un pase certero de Ballesteros al corazón del área en clara posición antirreglamentaria fue aprovechado por Josemi para adelantar a los locales pese a las protestas de la numerosa parroquia visitante por el fuera de juego.

Pese al tanto, el Decano no se amilanó y se mantuvo muy ordenado durante todo el choque y con varias ocasiones claras para empatar el partido por mediación de Ramírez, Zalea o Víctor Rueda pero la defensa local y la puntería evitó que el resultado se moviese antes del descanso.

Ya en la segunda mitad la batuta pasó a manos del Decano, que comenzó a triangular en busca de sus referentes en ataque y con la entrada de Paquito y Burgos que le dio más profundidad por las bandas creando mucho peligro sobre el portal costasoleño.

De hecho, fue Víctor Rueda el que primero avisó tras una gran jugada de David Podadera por la banda pero su balón lo detuvo el meta o el fuerte disparo de Ramírez que salió fuera por muy poco lamiendo la cepa del poste izquierdo de la portería verdiblanca.

Cuando mejor tenía controlado el encuentro el Decano, una jugada a la contra de los locales es aprovechada por Amaya sobre la línea de fondo para pasar hacia Josemi que libre de marca remata a placer al fondo de la portería sin que nada pudiera hacer Iván Moreno.

Pero el 2 - 0 no hizo que el Decano bajase los brazos y siguió buscando el tanto que acortase distancias en el marcador y a punto la tuvo paquito que tras pase de la muerte de Víctor Rueda lanzó con el portero batido hacia la portería tocando lo justo de espaldas el ex azulillo Rubén para que el balón impactara en la madera ante la desesperación de la parroquia visitante.

El Decano no tiró en ningún momento la toalla y siguió insistiendo con lanzamientos de Burgos, Paquito, Ramírez o David Sánchez, pero esta vez la fortuna no estuvo de cara del conjunto azulillo que veía como el encuentro entraba en su tramo final sin que subiese ninguna de sus ocasiones claras en el marcador.

Cuando el encuentro tocaba a su fin, una doble ocasión a la madera del equipo local pudo ampliar la ventaja, pero el resultado no se movió y los de Alhaurín el Grande se vinieron de vacíos de El Pozuelo en un clásico con mucho público desplazado desde el Valle del Guadalhorce.
Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.