Últimas Noticias

Ante los tiempos de incertidumbre que corren, hoy recordamos la figura de Don Juan Plaza González “Juan el Morao”, una persona tenaz, visionario y hombre de club que pasó por casi todos los puestos dentro del organigrama del Decano y que gracias a su propuesta ante una injusticia sufrida y resaltada por todos los medios de comunicación nacionales creó un precedente para que se modificara el Reglamento General en base a la forma de producirse los descensos en la Tercera División.

Corría la temporada 1985/86 cuando el CD Alhaurino cumplía su quinta temporada consecutiva en su segundo ciclo en Tercera División cuando a falta de dos jornadas para el final de la competición se iba a dilucidar los puestos que finalmente acabarían siendo de descenso.

El 11 de Mayo de 1986 el Decano se la jugaba en el estadio de La Fuensanta ante el desaparecido Atlético de Coín un derbi donde los dos equipos jugaban sus últimas cartas en busca de la ansiada permanencia y en donde a los dos conjuntos del Valle del Guadalhorce les acechaba la espada de Damocles sobre sus espaldas.

Muchos fueron los aficionados del Decano que se desplazaron hasta la vecina localidad y pese a que el conjunto azulillo gozó de innumerables ocasiones para ponerse por delante en el marcador, cuando el empate a cero inicial parecía lo más justo para ambos equipos una jugada a la contra en el último suspiro le daría al conjunto rojiblanco el 1 – 0 que prácticamente lo salvaba de categoría y condenaba a los de Alhaurín el Grande a jugársela en la última jornada ante el CD Iliturgi en el Miguel Fijones.

Al Alhaurino sólo le valía la victoria ya que el conjunto jienense, que lo precedía en la tabla clasificatoria estaba a tan sólo un punto de los alhaurinos, por lo que el partido fue tratada como una gran final donde la afición local cumplió, y no dejó en ningún momento de animar para llevar a su equipo en volandas en busca de la ansiada permanencia.

Y así fue, en un partido intenso donde el conjunto de Andújar vendió cara su derrota, el CD Alhaurino consiguió doblegar con mucho esfuerzo y trabajo por 2 – 1 a los jienenses, lo que significaría la permanencia una temporada más en Tercera División al ostentar el puesto 17 de la tabla clasificatoria.

Pero el reglamento creado en 1977 con la entrada en escena de la Segunda División B dejaba muy claro que si se producía algún descenso de Segunda B, a los ya estipulados puestos 18, 19 y 20 de descenso se sumarían los puestos inmediatamente anteriores al puesto 18 que hiciese falta para regularizar el grupo en 20 ya que no existía la posibilidad de ampliarlo.

Precisamente la temporada anterior se dio el caso de que pese a que el Atlético Benamiel (puesto 17) y UD San Pedro (puesto 16) consiguieron permanencia en los terrenos de juego se vieron abocados a perder la categoría tras producirse el descenso de CD Antequerano y Atlético Marbella de Segunda División B, quedando así el grupo regularizado en 20.

La temporada no fue nada halagüeña al Real Jaén que finalmente ocupó plaza de descenso en Segunda División B por lo que el CD Alhaurino (puesto 17) se convertiría automáticamente en descenso pese a haber conseguido la permanencia en los terrenos de juego, pero los de Alhaurín el Grande aún mantenían la esperanza ya que cernía sobre el Real Jaén el descenso a regional tras varias denuncias por deudas contraídas con sus jugadores y que ya reclamadas por la AFE.

La noticia saltó el miércoles 30 de Julio de 1986 donde tras más de 12 horas de reunión y agrias discusiones entre la Liga Profesional y la Asociación de Futbolistas Españoles se emitió una nota pública por la Comisión Mixta que decía: “Una vez examinados todos y cada uno de los expedientes sobre reclamación de cantidades, y sin prejuzgar que las cantidades no reconocidas por las mismas no sean procedentes y a la vista de que los clubes Alavés, Algeciras, Calvo Sotelo, Real Jaén, Lorca y Palencia no han satisfecho, o suficientemente garantizado las cantidades reclamadas, la Comisión Mixta acuerda declararlos descendidos de categoría por impagos de cantidades adeudadas a sus jugadores”.

Tras aquella nota pública, la Real Federación Española de Fútbol se puso en contacto con el CD Alhaurino para informarle que la plaza que en un principio era de permanencia (puesto 17), volvía a serlo tras el descenso administrativo sufrido por el Real Jaén a Regional Preferente tras no satisfacer en el plazo establecido la deuda con la AFE pese al intento de mediación de las autoridades jienenses por los 17 millones de pesetas que adeudaban.

El Alhaurino con la confirmación por parte de la Federación Española comenzó a planificar de nuevo su temporada en Tercera División, la que sería la sexta consecutiva y que quedaría de nuevo refrendada con la publicación por parte del ente federativo del calendario definitivo el día 6 de agosto de 1986 y en el que aparecía encuadrado el Decano en el Grupo IX.

Pero la noticia saltaría dos semanas después, el 18 de Agosto el Calvo Sotelo, Lorca y Real Jaén presentan ante la AFE un escrito en el que la culpan de su descenso por impago y en el que agradecían públicamente la decisión de la LFP de apoyarles en sus pretensiones, solicitando al Comité de Competición de la RFEF que intervenieran antes de presentar una demanda ante los tribunales de justicia.

La bomba informativa y que revolucionó la prensa deportiva de la época llegaría el 21 de agosto a falta de una semana del inicio de la competición en Tercera División, cuando bajo titulares como “¡Perdón para los Morosos!” el Comité Ejecutivo de la RFEF decidió en una reunión extraordinaria en el Hotel Princesa Sofía de Barcelona anular los descensos de Lorca y Calvo Sotelo, y se le concedió sin precedentes en la historia del fútbol español un plazo de 24 horas para que el Real Jaén pudiese completar la documentación de su recurso pese a estar 23 días fuera de plazo.

Dicha resolución provocó un autentico tsunami en la AFE que acto seguido envió un comunicado en el que como medida de fuerza  procederían a iniciar una huelga de futbolistas en la primera jornada de liga apenas una semana del inicio de la competición, criticando así la decisión de la LFP y el ente federativo de revocar los descensos, por lo que rompió también su relación con la Comisión Mixta.

La noticia afectó de lleno no sólo al CD Alhaurino, que a falta de una semana de iniciar la primera jornada en Tercera División en el Estadio Municipal ante el Atlético de Marbella y del que incluso estaba programado el inicio del encuentro a las 18 horas del domingo, sino que al igual que el Decano, el Móstoles y la Olímpica de Totana se verían perjudicados de igual manera por la incomprensible decisión.

Ahí es cuando entra en juego “Juan el Morao”, siempre en segundo plano, fuera de todo foco mediático y siempre detrás del presidente del club de por entonces, Don Juan García Rueda redactaron un escrito ante el Comité de Competición de la RFEF basandose en la posibilidad de ampliar los grupos en Tercera División a 22 para que no ocurriera circunstancias como la que acontecía y para evitar injustos descensos cuando ya se tienen planificadas las pretemporadas dando así la posibilidad de regularizar el grupo al año inmediatamente siguiente y en el que se puedan hacer las pertinentes previsiones.

Dicho escrito, se basó en 22 clubes ya que por entonces tan sólo eran dos los equipos que podrían optar a subir a Segunda División B y fue inmediatamente apoyado por el Móstoles y la Olímpica de Totana que se personaron en sendas concentraciones ante el ente federativo para reclamar la injusticia que se estaba cometiendo con los intereses de los tres clubes tras previamente haber recibido la invitación de participar en la competición por la misma RFEF.

Juan el Morao, incansable en su acometido y buscando justicia por el club consiguió audiencia no sólo con el Ministro de Cultura y Deportes, por entonces entonces Javier Solana, sino tambíen solicitó la mediación del propio presidente del gobierno Felipe González ante el revuelo mediático que se había producido ante dicha injusticia.

Y lo consiguió, fue el propio Javier Solana quien recibió dicho escrito presentado por los presidentes del CD Alhaurino (Juan García), CD Móstoles (Gregorio Aviño) y Olímpica de Totana (Francisco Martínez) y afirmó a la prensa que su mediación poco podía valer ante la RFEF ya que era un ente con derecho privado pero si se comprometía mediar con el Comité Superior del Deporte para buscar una solución al desamparo que se veían abocados estos tres conjuntos.

El martes previo al inicio de la competición, los tres clubes fueron recibidos en el Comité Superior del Deporte ante la dirección general deportiva dirigida por Daniel Romero que se puso en contacto con la RFEF para que aceptara la propuesta de ampliar el grupo como forma excepcional ante tal circunstancia y el cual instó a los tres clubes a ponerse en manos del Comité Superior de Disciplina Deportiva para que se les diera una solución antes del inicio de la competicion.

Finalmente y pese a los intentos de los tres clubes por salir a competir en la Tercera División a cuatro días del inicio de la primera jornada, el CSDD condenó a la RFEF a indemnizar por vía judicial a los tres clubes por los daños y perjuicios sufridos tras el descenso de categoría a falta de una semana de competición y a reconsiderar el escrito presentado por el CD Alhaurino en la Asamblea que se debería de celebrar en el mes de diciembre en Madrid.

Tras celebrarse dicha Asamblea, la RFEF reconoció su error incluyendo para la siguiente temporada la figura de los “grupos supernumerarios” tal y como propuso en sus alegaciones “Juan el Morao” y a partir de entonces los equipos clasificados en los puestos 18, 19 y 20 seguirían siendo descenso de categoría, pero en caso de que se produjese algún descenso de Segunda División B habría un margen de dos equipos que podrían salvar la categoría esa misma temporada ya que se procedería a su regularización en la temporada inmediatamente siguiente a la que se produjo tales descensos.

Juan Plaza González falleció en la tarde del Jueves Santo de 2005 tras ver ganar el domingo anterior al CD Alhaurino en el Estadio de Los Cármenes ante el Granada CF 1 – 2, y tras conocer tan sólo dos días antes de su deceso que el Comité de Competición daba los tres puntos de su recurso ante el Rusadir CF por alineación indebida y que finalizó con empate a cero significando así que al final de la temporada el Decano quedase clasificado por primera vez en su historia para jugar la Fase de Ascenso a Segunda División B.

El Decano retorna a Categoría Nacional gracias a la segunda plaza vacante obtenida en la Segunda Fase de la competición en el Grupo IX de la Tercera División tras el ascenso del Almería B y Atlético Malagueño a Segunda B y que permitirá al conjunto azulillo sin necesidad de esperar a lo que decida el Comité Andaluz de Disciplina Deportiva sobre el recurso interpuesto sobre el punto de sanción en División de Honor.

Tras una brillante segunda vuelta, donde el conjunto de Alhaurín el Grande se convirtió en el mejor equipo de la categoría, los pupilos de Antonio Sánchez consiguen un merecido ascenso tras enderezar un difícil inicio liguero en la competición.

Sánchez Frías cogió las riendas del equipo en la jornada número 13 y en tan sólo 22 encuentros el Decano ha sumado 51 puntos, convirtiéndose así en el equipo máximo goleador y menos goleado de la categoría en ese período de jornadas con 45 goles a favor y tan sólo 15 goles en contra.

Todo ello sumado con la labor de José Márquez en el primer tercio de la temporada suman un balance de 21 victorias (14 en el Miguel Fijones), 6 empates y 7 derrotas todas ellas lejos de Alhaurín el Grande con 69 goles a favor y 33 en contra sumando así 69 puntos en una dura pero trabajada temporada.

Tras la sanción de un punto, el conjunto azulillo quedó a la espera del veredicto del Comité Andaluz de Disciplina Deportiva, ya que admitió a trámite el recurso interpuesto por el club y que pese a que en los terrenos de juego los de Alhaurín el Grande obtuvieron 69 puntos, la resta de dicha sanción lo relegaba a la cuarta plaza con 68 puntos debido al golaverage general.

La directiva del conjunto azulillo se ha mostrado muy cautos sobre la reclamación ya que tras concluir la primera fase en el Grupo IX de Tercera División, todos los equipos clasificados desde el puesto 18 en adelante perdían la categoría tal y como se lleva haciendo desde la creación de Segunda B en la temporada 1977 con la salvedad de que precisamente la temporada anterior también fue plaza de descenso el puesto 17 tras producirse tres descensos de la categoría superior.

Esta temporada, tras la finalización de la primera fase en el Grupo IX de la Tercera División, y tal y como cita el la Disposición General Quinta, apartado 4: "Descenderán a la primera de las categorías territoriales los clubes que, a la conclusión de la Primera Fase, ocupen los lugares 18,19 y 20 de cada grupo" y que se ratifica a continuación con las cuatro palabras de la siguiente frase: “Ello siempre sin perjuicio de otros eventuales descenso derivados de las circunstancias que prevé la Disposición General Decimotercera, apartado 3, del presente ordenamiento”.

Precisamente ese apartado 3 de la Disposición General Decimotercera habla del ejemplo ocurrido la temporada pasada, donde el River Melilla se vió obligado a descender pese a ocupar el puesto 17 debido a este artículo, ya que el grupo quedó constituido al terminar la Segunda Fase como supernumerario de 23, provocando así el descenso del puesto 17 por primera vez en la historia del Grupo IX de la Tercera División junto con los puestos 18 (que precisamente ocupó el CD Alhaurino), 19 y 20.

Con estos precedentes y a esperas de que se sepa el veredicto sobre el punto que sigue en el aire, el Decano se convierte en el primer equipo en la historia del fútbol andaluz que consigue ascender a Tercera División como cuarto clasificado desde la creación de la categoría en 1929 gracias a que la primera categoría territorial se convirtió en grupo único tras la creación de la División de Honor hace dos temporadas, provocando así gracias a las dos vacantes que se han producido en la Segunda Fase tras el ascenso del Atlético Malagueño y Almería B a Segunda B sean ocupadas por el Tercer y Cuarto mejor clasificado en la primera categoría territorial (Primero y Segundo ya ascendieron en la Primera Fase) tal y como se lleva haciendo desde 1977.

El último caso donde un tercer clasificado consiguió el ascenso a Tercera División data de la temporada 2015/16 donde el Dos Hermanas San Andrés conseguía su plaza en dicha posición en el Grupo III de Primera Andaluza y que debido a que en la década del 00, 90 y mediados de los 80 sólo jugaban liguilla de ascenso los campeones y subcampeones de Regional Preferente no se volvió a repetir un ascenso como tercer clasificado cuando precisamente el CD Alhaurino en la Temporada 1980/81 conseguía hacerlo en dicha posición en la Regional Preferente de Andalucía que estuvo vigente desde 1977 hasta 1982 como grupo único y que pasó a partir de esa fecha a uniprovincial tras esperar a que el Imperio de Ceuta consiguiese doblegar al Kiwi de Melilla en su eliminatoria.

Antes de 1977, donde a partir de esa fecha Andalucía gozó de dos grupos propios, el IX y el X; el grupo andaluz se componía sólo de un grupo en Tercera División, el Grupo VI donde la única posibilidad de ascender a dicha categoría era jugando tres eliminatorias de ascensos tras quedar primeros o segundo en los cuatro grupos que se componía la Primera Categoría Regional de Andalucía y que precisamente en la temporada 1959/60 el CD Alhaurino consiguió su primer ascenso a Tercera División siguiendo este sistema, por lo que jamás se pudo dar el caso de que un tercer o cuarto clasificado en la primera categoría territorial consiguiera un ascenso desde 1929 hasta 1977.

Tras el consumado ascenso y a falta tan sólo de la confirmación oficial por parte de la RFEF en los próximos días, el CD Alhaurino consigue su sexto ascenso a Tercera División en sus 110 años de historia convirtiéndose así en el único club malagueño en conseguir alcanzar la Categoría Nacional en seis ocasiones en los 89 años de creación de la que fue categoría de bronce del fútbol español.

En las últimas horas, muchas han sido las felicitaciones y muestras de alegría las que ha recibido el club a través de  redes sociales tras consumarse el ascenso de categoría y que a continuación mostramos de manera resumida:

El CD Alhaurino empató a uno ante el Arenas Armilla CyD en la última jornada de la temporada en un partido con final dramático donde el Decano cae al cuarto puesto de la tabla clasificatoria a esperas de la resolución del recurso presentado ante el Comité Andaluz de Disciplina Deportiva sobre el punto restado tras el encuentro ante la AD Malaka CF.

De nuevo se le atragantó el Municipal de Armilla al conjunto de Alhaurín el Grande tras once visitas sin conseguir la victoria en un partido donde los dos equipos en liza tenían mucho en juego y saltaron al sintético granadino muy concienciados de la importancia del encuentro.

El Alhaurino fue el primero en avisar tras una gran jugada de Portillo pero su pase no fue conectado por pocos centímetros por Paco cuando se encaraba totalmente sólo ante la portería de Rubén.

Tras dos nuevos avisos de Víctor Rueda y Zalea llegaría el tanto local a la salida de un córner que pondría la incertidumbre en la parroquia visitante tras el tanto de Alberto en el 18 de juego.

El conjunto alhaurino no jugó cómodo durante la primera mitad y fueron los locales quienes le perdieron el miedo al rival ayudado en numerosas ocasiones por las decisiones el trío arbitral almeriense ante las protestas del público visitante.

Pero en la segunda mitad el Decano saltó al terreno de juego con otro ímpetu y las jugadas en ataque comenzaron a llegar por medio de Cristian que dió mucho mordiente ofensivo al conjunto azulillo que buscaba marcar lo antes posible.

Una falta lanzada por Víctor Rueda a los siete minutos de la reanudación es cabeceada por el coino José al fondo de la portería ante el júbilo de los muchos aficionados desplazados desde Alhaurín el Grande hasta tierras granadinas para apoyar a su equipo.

A partir de ahí fueron los mejores minutos del Alhaurino que asedió por completo a los locales que se conformaban con el resultado ya que les daba la permanencia tras conocerse los marcadores que se estaban produciendo en otros encuentros.

Las ocasiones cayeron una y otra vez del lado azulillo en lanzamientos de Cristian, Víctor Rueda, Zalea o Diego pero unas veces la defensa local o las intervenciones del meta Rubén dieron al traste con las intenciones del conjunto azulillo.

En la recta final y a la desesperada una jugada a la contra rápida de Zalea por banda derecha es pasada al corazón del área pero Burgos totalmente sólo lanza contra el portero y se fue fuera rozando el palo de la portería armillera cuando los aficionados ya cantaban el gol que podría haber sido de la victoria.

Al final el empate no sirvió al Alhaurino para conservar la tercera plaza y si a los locales que celebraron la permanencia, por lo que el Decano deberá esperar a la resolución del Comité Andaluz de Disciplina Deportiva adscrito a la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía tras admitirse a trámite el recurso interpuesto por el conjunto azulillo del punto conseguido deportivamente pero restado injustamente en la tabla clasificatoria.

A esperas de la resolución las posibilidades de retorno a Tercera División del Decano pasan por que dos de los cuatro equipos que compiten por su ascenso a Segunda B (Atlético Malagueño, UD Almería B, Real Jaén o Antequera CF) consigan su objetivo de promocionar a dicha categoría.

Los pupilos de Sánchez Frías consiguieron una importante victoria ante el CD Navas en el último encuentro de la temporada ante su afición en el Miguel Fijones por 4 - 1 que lo convierte en el único equipo de la categoría en poder rivalizar el segundo puesto de ascenso directo que por el momento ostenta el Alhaurín de la Torre CF.

Antes del encuentro el Decano quiso rendir homenaje a los familiares de Lucía Vivar en su incansable lucha por buscar justicia portando una pancarta en la salida de ambos equipos al terreno de juego y acompañado por los padres y abuelos de los familiares junto con la alcaldesa de la localidad y el presidente del club con la ovación del respetable.

El equipo titular de Navas de San Juan visitaba por primera vez en su historia Alhaurín el Grande con ganas de ponérselo difícil a los azulillos que tras un inicio explosivo consiguió ponerse por delante en el marcador en la primera jugada ofensiva cuando en un pase certero de Diego habilita sólo a Portillo en banda derecha para que de pase medido Zalea remate desde el corazón del área al fondo de la portería.

Tras el tanto el Alhaurino buscó el tanto de la tranquilidad con mucho ahínco pero el veterano portero Valero, viejo conocido de la afición azulilla y que defendió las porterías del Atlético Mancha Real, Úbeda Viva o los extintos RUD Carolinense o Úbeda CF se encargó de impedir el acometido del conjunto azulillo con buenas intervenciones.

Pero cuando se rondaba la media hora del partido, un saque de esquina ejecutado magistralmente por Víctor Rueda es rematado de cabeza por Caro al fondo de la portería tras levantarse sobre cuatro defensas naveros que no pudieron evitar el segundo tanto del Decano.

Pese a que siguió el asedio de los locales el resultado no se movió y tras el refrigerio, una rigurosa pena máxima que sólo vio el trencilla sirvió para recortar distancias el cuadro jienense por mediación de Pichi tras tener que repetir el penalti en dos ocasiones.

El gol dio alas a los visitantes que adelantaron las líneas en busca del empate, cosa que aprovechó el conjunto local para en jugadas rápidas beneficiarse de los huecos entre líneas de los jienenses, y así llegaría el tanto de la tranquilidad tras un gran pase de Víctor Rueda que habilitó sólo a Raúl Sánchez que tras pegarle mordida el balón acabó alojandose en el fondo de la portería de Valero.

El gol dio alas a los azulillos espoleado por su afición en busca de ampliar la ventaja goleadora  y tan sólo cuatro minutos después llegaría el tanto de Víctor Rueda de lanzamiento cruzado en pleno asedio que desató el júbilo en el Miguel Fijones

A partir de ahí llegó los mejores minutos del Decano, con innumerables ocasiones para ampliar la ventaja pero que unas veces la defensa y otras los aciertos del meta visitante evitaron un resultado más abultado para los de Alhaurín el Grande.

Pero al final el resultado no se movió y el CD Alhaurino mantiene la tercera posición en la tabla clasificatoria tras un inicio irregular de la temporada y será el único equipo que se jugará en Armilla de manera matemática en la última jornada la segunda plaza de ascenso directo ante el conjunto torrealhaurino al que puede superar en la tabla clasificatoria si el Decano vence y el Alhaurín de la Torre CF pierde en Los Manantiales  ante el Malaka CF.

El CD Alhaurino B consiguió una importante victoria de cara a lograr la permanencia en la Segunda Andaluza tras doblegar al histórico CD Nerja en el Pepe Luis Boadilla por 4 - 5 en un encuentro donde los locales llegaron a empatar el encuentro pero el gol de Puchero declinó finalmente la balanza del lado azulillo.

Tras conocerse los encuentros del resto de equipos que se juegan el descenso en la recta final de temporada, los locales partían con el conocimiento de su descenso matemático de categoría pero no puso nada fácil el partido a los promesas alhaurinos.

Pero los pupilos de Lázaro Criado y Antonio Plaza eran muy conscientes de lo que se jugaban en este encuentro y pronto se lanzaron en busca del primer gol que llegaría gracias al lanzamiento de Juanca cuando se cumplia los primeros 10 minutos de juego.

Con el resultado a favor, los locales reaccionaron y Cuenca pondría las tablas en el marcador cinco minutos después pero una genialidad de Antonio David a la media hora de juego pondría de nuevo al cuadro visitante por delante en el marcador.

Cuando la primera mitad tocaba a su fin, Juanjo ampliarían la ventaja de 1 - 3 en el marcador con el que se marcharon los dos equipos al túnel de vestuarios en un primer acto muy disputado por ambos equipos aunque con más suerte para el lado visitante.

Pero tras la reanudación, los locales no dieron por perdido el encuentro y Prados conseguiría en el minuto 52 darle un poco de emoción al encuentro con el 2 - 3 pero a reglón seguido y tan sólo un minuto después Juanjo pondría el 2 - 4 en el marcador.

El encuentro entró en un juego alocado por ambos equipos pero los locales volvieron a acortar distancias por mediación de Ismael que pondría el 3 - 4 en el marcador y sembraba la inquietud en el filial azulillo que veía como los locales pese a ya no jugarse nada seguían luchando por el encuentro.

Lanzados a por el ataque, los locales dispusieron de una clara ocasión y acto seguido conseguirían el empate a 4 gracias al tanto de Ismael que provocaría la reacción en el cuadro de Alhaurín el Grande que veía como se le complicaba el encuentro en tan sólo tres minutos con una ventaja de dos goles a favor.

Pero los promesas del Decano se centraron en el encuentro y pese a que disfrutaron de muchas ocasiones durante todo el encuentro, no fue hasta el minuto 66 cuando Puchero conseguiría el definitivo 4 - 5 que daría tres puntos muy importante para los del Miguel Fijones.

De ahí al final el filial sacó sangre fría y dominó el encuentro que pese a los intentos de los locales no se volvió a mover y el CD Alhaurino B da un paso de gigante de cara a la permanencia que queda a tan sólo un punto de manera matemática en dos jornadas que quedan por disputarse.

El Club Deportivo Alhaurino consiguió un importante empate 58 años después (ante el Hispania de Almería) de la última vez que pisaba el Estadio de la Juventud Emilio Campra (por entonces denominado Estadio de la Falange) ante el Poli Almería a dos tantos, un viejo conocido que pese a que se adelantó en el marcador subestimó al conjunto azulillo que empató a fuerza de coraje y entrega en la recta final del choque.

El encuentro tenía todo los ingredientes de ser uno de los más emocionantes de la temporada y no defraudó a los asistentes al choque donde unos 300 aficionados, 100 desplazados desde Alhaurín el Grande en dos autobuses no pararon de animar a sus respectivos equipos durante todo el envite.

Los dos equipos se tuvieron respeto durante los primeros compases del encuentro aunque el Decano poco a poco le empezó a plantar cara a los locales y comenzó a llegar con cierto peligro hacia la portería defendida por Manu.

El primero en avisar fue Zalea pero su disparo se fue fuera por muy poco y luego Cristian puso de nuevo en apuros al meta local aunque el Poli Almería gozó de una buena ocasión para ponerse por delante en el marcador tras anular el trencilla un tanto a Adri Miranda por claro fuera juego.

Pero el Decano aún gozó de dos ocasiones para ponerse por delante en el marcador, la primera y la más clara tras un robo de balón en el centro del campo donde Cristian se fue del defensa pero su tiro cruzado se marchó junto al palo izquierdo de la portería tricolor, y tras un saque de esquina Triki pudo marcar pero su lanzamiento se fue muy escorado junto a póster izquierdo de la portería almeriense.

Ya en la segunda mitad la suerte se decantó a favor de los locales cuando a los tres minutos de la reanudación una volea desde fuera del área de Carlos Montellanos se envenena y acaba superando por alto al meta Sandro que no pudo hacer nada para detenerlo.

Pero la mala suerte se volvió a cebar a reglón seguido de nuevo con los azulillos, una jugada a la contra por banda derecha acaba en las botas de Adri Miranda que de nuevo en dudosa posición consigue poner el 2 - 0 en el marcador ante las protestas de los jugadores azulillos y el júbilo de la parroquia local.

Muy felices se las veían los aficionados almerienses que subestimaron al rival y comenzaron a lanzar cánticos en la grada como si de un ascenso a Tercera División se tratase pero esas muestras de júbilo hizo reaccionar al Decano que adelantó sus líneas y dió entrada a David Sánchez, Portillo y Paco para hacer un juego más directo en busca del empate.

Entonces fue cuando la balanza de declinó completamente para el cuadro azulillo y tras varios avisos de Zalea, Cristian, Víctor Rueda o Diego llegaría la jugada clave del encuentro cuando una inclusión por la banda derecha de Portillo hace un pase medido a Zalea que toca lo justo de espuelas para habilitar totalmente sólo a Paco que entrando desde atrás encara al meta almeriense para poner junto al palo derecho el 2 - 1 en el marcador.

El tanto sentó como un auténtico jarro de agua fría no sólo a los aficionados locales, sino a plantel tricolor que veía como el conjunto Alhaurino desbordaba con mucho oficio una y otra vez las las líneas en busca del empate e incluso llevando la batuta del encuentro,

Y tanto fue el cántaro a la fuente que acabó rompiéndose a favor del Decano, cuando se entraba en el último cuarto de hora del choque un lanzamiento de esquina magistralmente lanzado por Víctor Rueda es cabeceado de manera impecable por Zalea entre cuatro defensores al fondo de la portería provocando el júbilo del centenar de aficionados azulillos desplazado a tierras almerienses ante el silencio e indignación entre los aficionados locales que veía como el Decano a fuerza de coraje conseguía empatar el encuentro cuando festejaban la victoria antes de tiempo.

Pero el choque aún no había finalizado y quedaban por delante los últimos diez minutos del encuentro donde el capitán Triki recibía una rigurosa segunda tarjeta amarilla que lo conduciría al túnel de vestuarios dejando a los de Alhaurín el Grande con 10 hombres sobre el terreno de juego y mucho partido aún por delante.

El Decano en vez de amilanarse y pese a jugar con un jugador menos plantó cara al rival neutralizando en todo momento, disfrutando de varias ocasiones de gol por parte de Paco e incluso dando entrada al terreno de juego a los jugadores del filial Raúl Sánchez y Gallego para apuntalar la inferioridad numérica.

Finalmente el planteamiento táctico de Sánchez Frías que tuvo que dirigir desde la grada tras varios cambios de ubicación y las indicaciones desde el banquillo de Beni Romero culminaron en un importante punto que da la oportunidad al Decano de ser el único equipo en poder optar a la segunda plaza de ascenso directo que ostenta el Alhaurín de la Torre CF en las dos últimas jornadas que restan al campeonato liguero.

Tras el choque, los jugadores agradecieron al centenar de aficionados azulillos su desplazamiento desde Alhaurín el Grande para apoyarlos en el choque acercándose a la grada para festejar un importante punto que lo mantiene en el tercer puesto tras conseguir empatar en casa del cuarto clasificado.

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.