Historia del Club Decano del Fútbol Malagueño

Partido de promoción del primer ascenso a Tercera División en la temporada 1959/60 ante la Olimpica Valverdeña
Las primeras manifestaciones futbolísticas acaecidas en Alhaurín el Grande se remontan a los comienzos del siglo pasado, época en la que por todo el territorio español se extendió una extraña y novedosa actividad deportiva procedente de Inglaterra, a la cual sus practicantes denominaban "Foot-Ball".

La llegada de este popular “Sport” a nuestra localidad se produjo a principios de 1908, momento en el que se llevó a cabo la construcción de la línea de ferrocarril Málaga – Alhaurín el Grande y tan sólo cuatro años después de que lo hiciera en la capital, ya que la entrada del balompié en Málaga se produjo el 3 de abril de 1904 (Domingo de Resurrección), sólo un año antes de la creación de la compañía de suburbanos de Málaga constituida el 11 de marzo de 1905.

Los primeros “Match” fueron disputados por obreros llegados desde la capital, que aprovechaban los ratos de descanso para disputar pequeños partidos con balones de trapo y usando traviesas de vía colocadas de pie como improvisadas porterías sin larguero.

Pero no fue hasta comienzos de 1908 cuando la semilla de este nuevo deporte se implantó entre los más jóvenes del municipio, comenzándose a jugar partidos en una explanada improvisada junto a lo que fue la ya desaparecida estación de suburbanos de Alhaurín el Grande, ubicada en el actual mercado de abastos de la localidad (curiosamente a apenas 100 metros del actual Miguel Fijones).

Entre esos obreros figuraban varios jugadores de la Agrupación Deportiva Ferroviaria, club recientemente creado en la capital vinculado con las líneas de suburbanos de Málaga y nacido tras el auge del balompié en la ciudad malacitana después de sus primeros pasos en 1904.

La AD Ferroviaria comenzó en 1907 a jugar sus primeros partidos en el llano junto a la actual estación María Zambrano, pero posteriormente tuvo que abandonar dicha ubicación ya que allí comenzaron a construirse los talleres del ferrocarril (hoy talleres de la Renfe), por lo que se desplazaron a jugar sus encuentros a una explanada de la Calle Cristo de la Epidemia, ya que no se le permitió jugar sus partidos en el campo de Segalerva por la saturación de equipos nacidos por aquella época aunque una vez finalizaron las obras acabaron jugando sus partidos junto a los talleres de la Renfe.

La pasión por este deporte que desprendían estos obreros se propagó muy rápido en la localidad, gracias a que un grupo jóvenes del municipio comenzó a practicarlo en los encuentros que se disputaban tras las jornadas laborales, ya que trabajaban en el traslado de zahorra y graba para la construcción de la vía férrea.

El primer enfrentamiento oficial documentado del que se tiene constancia se produjo en la tarde del Jueves 17 de Septiembre de 1908, donde tras cobrar las peonadas todos los obreros, los jugadores del Estación de Alhaurín Footbal Club se enfrentaron por primera vez a la AD Ferroviaria en un improvisado campo de fútbol junto a la explanada donde se estaba construyendo la estación de suburbanos de la localidad.

El campo alineado con arena blanca y porterías construidas con  traviesas de ferrocarril con una cuerda que improvisaba el larguero sería el escenario donde se daba pistoletazo a una serie de enfrentamientos que perduró durante los cuatro años siguientes y previos a la inauguración de la estación.

La línea de ferrocarril de suburbanos  se constituyó hasta el municipio en su primer tramo y se esperó para su inauguración con la llegada del primer tren a la localidad a la mañana del martes 17 de septiembre de 1912, justo cuatro año después del primer partido disputado en Alhaurín el Grande y en donde una gran expectación esperó la llegada del gobernador civil en el convoy encabezado por una locomotora 0-3-0-T de 21 Toneladas métricas y acompañada por dos vagones de primera clase, uno de segunda, otro de tercera y un coche de mercancía.

Precisamente entre los ocupantes del vagón de la tercera clase estaban los 12 jugadores de la AD Ferroviaria, que llegaron al municipio desde la capital para jugar un "Match" de "Foot-Ball" tras los actos protocolarios de inauguración por el gobernador civil y que se disputó en la explanada que debidamente se acondicionó con las medidas reglamentarias y con las primeras porterías con largueros y una red tejida con las cuerdas sobrantes que sujetaban los embalajes de las traviesas usadas para la construcción de la vía.

La AD Ferroviaria saltó a terreno de juego de blanco inmaculado para enfrentarse al primer equipo de jóvenes alhaurinos que estaba encabezado por Paco Santana y Francisco Herrera y que vestían con una camisa azul, precisamente la camisa con la que trabajaban los empleados de los suburbanos junto con unos calzones blancos (hoy día perdura como los colores de la indumentaria del CD Alhaurino).

Antes del inicio del partido, uno de los jugadores del conjunto malacitano actuaría como trencilla, explicando en voz alta las reglas para aquel encuentro en el que curiosamente sólo había una línea que delimitaba el centro del campo.

El partido desató una gran expectación entre los asistentes y tras la finalización con el resultado de 6 – 9 para los malagueños, en el pueblo no hubo otro tema de conversación en mucho tiempo.

Los jóvenes del municipio correteaban por las calles con los primeros balones hechos de trapo y desató una autentica locura por el fútbol en la localidad.

Seis meses después de la inauguración de los primeros 31.138 metros de línea de suburbanos se adjunto el tramo desde la estación de Alhaurín el Grande hasta la segunda de la localidad y que se denominó la estación de Vallehermoso (frente a la venta Los Chavos y que hoy día se mantiene en buen estado) entrando en servicio la mañana del 7 de febrero de 1913 y en la cual se amplió en 2.405 metros de vía.

Es precisamente allí donde nace la rivalidad por el balompié en el municipio gracias a la creación de otro equipo de jóvenes del municipio que vivían cerca de dicha estación naciendo así la rivalidad entre dos equipos que jugaban en la localidad y que permitió que el balompié gozara de muy buena salud en sus comienzos.

Tras los actos protocolarios de inauguración que se celebraron la mañana del viernes 7 de febrero de 1913, alrededor de las 12 del medio día se jugó el primer partido oficial en la explanada de la estación de Vallehermoso, y que enfrentaron a la Estación de Alhaurín frente a la Estación de “Fahala”, denominación que tenía en un principio la estación de Vallehermoso, cambiando su nombre tras la construcción del hoy conocido como “Puente del tren” que precisamente cruza el Rio Fahala.

Aquel primer equipo de la estación del Fahala estuvo encabezado por José Bravo “Maera” y Pedro “El de las Piedras de Molino” enfrentándose a los mismos jugadores que seis meses antes representaron a la estación de Alhaurín ante la AD Ferroviaria y que volvió a estar capitaneado por Paco Santana y Francisco Herrera.

Aunque la noche anterior llovió mucho, el partido se pudo disputar sobre un autentico barrizal y el equipo de la estación de Fahala que vestía con camiseta blanca y un pantalón azul cortado por encima de las rodillas (pantalón azul que proporcionaban a los trabajadores del suburbanos) acabó sucumbiendo por un justo resultado de 5 – 6 ante los jugadores de la estación de Alhaurín que volvería a vestir con la camisa azul de los suburbanos y calzona blanca, provocando así una rivalidad que perduraría en el tiempo hasta la creación del CD Alhaurino.

El fin de la construcción de una de las obras más emblemáticas del municipio, “El puente del tren” posibilitó que cinco meses después se inauguraran los definitivos 4.509 metros de vía desde la estación de Vallehermoso hasta localidad vecina de Coín, en donde entró el tren por primera vez en su historia la tarde del 6 de Julio de 1913 y en el que como venía siendo tradicional se volvió a disputar un nuevo partido de exhibición.

Aquel primer tren recogió en la Estación de Alhaurín el Grande a los 11 jugadores que formaban el equipo azul, y en la estación de Fahala, que se acababa de rebautizar por la de Vallermoso se subieron 11 jugadores que formaban el equipo blanco.

Tras la inauguración todas las miradas se centraron en aquellos alhaurinos que jugarian su primer  “Match” lejos de Alhaurín el Grande en una pequeña explanada que provocó un autentico caos entre los jugadores.

Al final el encuentro acabó con el resultado de 4 – 4 y tras el encuentro la corporación municipal de Coín repartió vino entre los participantes.

El nuevo deporte desató tal espectación en el municipio que ambos equipos deciden reagruparse y autodenominarse Alhaurín Foot-Ball Club (equipo de la estación de Alhaurín el Grande) y Fahala Foot-Ball Club (equipo de la estación de Vallehermoso).

Durante finales de 1913 y principios de 1914 estos conjuntos se vieron las caras en numerosas ocasiones arraigando cada vez más la pasión por el fútbol en la localidad.

Pero no fue hasta el 29 de mayo de 1914, fecha en la que se disputa el Primer "Match" documentado con motivo de las tradicionales ferias y fiestas del pueblo, y que enfrentó en la Plaza Mayor (Actual Plaza Alta) al Alhaurín FC que vestía con camisa Azul, calzón blanco y por primera vez medias azul y blancas con líneas horizontales ante un equipo de mineros ingleses y gibraltareños que se encontraban en el municipio haciendo unas explotaciones en unas minas de plata y plomo que existían en la sierra de Alhaurín el Grande.

El combinado inglés vistió totalmente de blanco llevando bordado en el pecho la bandera de inglaterra, los cuales, debido a su mayor experiencia en las labores balompédicas lograron alzarse con la victoria por el tanteo de (5–9).

El ansia de fútbol que existía en el municipio provocó que el 27 de Junio de 1914 el Diario “La Unión Mercantil” recogiera entre sus páginas el reto para disputar un encuentro que le hacía el Alhaurín FC al recientemente creado Cártama FC, y que el conjunto vecino aceptaría dos semanas después disputándose el encuentro en la Plaza Mayor del Municipio y finalizando con una gran goleada por el conjunto local con el resultado de 9 – 0.

Desde finales de la década de 1910 y principios de 1920, el Alhaurín FC disputó numerosos torneos ante equipos comarcales entre los que se encontraban el Cártama FC, Mijas FC o el propio Fahala FC, equipo que históricamente mantuvo la rivalidad y que siguió disputando sus encuentros en la explanada de la estación de Vallehermoso.

Tras algunas enemistades dentro del Fahala FC provoca que dos de sus fundadores, José Bravo “Maera” y Pedro “El de las Piedras de Molino” acaben recalando en 1928 en el Alhaurín FC, provocando así el inicio de la reconversión a Club Deportivo con miradas de ser el único equipo titular de Alhaurín el Grande.

En aquellos años, el Alhaurín FC contaba con un grave problema, y no era otro que el de un lugar para disputar sus encuentros, debido a que la Plaza Mayor se había quedado demasiado pequeña para la práctica del fútbol, ya que era el lugar donde se celebraban las distintas verbenas, ferias e incluso corridas de toros y además allí se planeaba la construcción de un gran parque por parte del ayuntamiento.

A comienzos de los años treinta, motivados por la gran aceptación social que estaba teniendo el balompié en la localidad, un grupo de entusiastas alhaurinos decidieron realizar la tramitación necesaria para dotar de los primros estatutos del club e inscribirlo como institución municipal para así poder percibir la primera sudvención por parte del Ayuntamiento.

Esta iniciativa fue llevada a cabo con el propósito aunar un equipo de mayor potencial y que fuese el que representara al municipio en los distintos torneos a los que ya eran invitados.

Finalmente, el jueves 11 de septiembre de 1930 ese grupo de aficionados (compuesto por Francisco Santana, Herrera "El Carpintero", Frasco "El Recovero", Pedro "El de las Piedras de Molino", Juan "Sieso", Pepito Bravo "Maera", Diego "El Sillero", Salvador "El del Coche" y Miguel Martín Cortés "Miguel Fijones") se reunió en una pequeña camarilla del ya desaparecido Bar de Bastian, ubicado en la Calle de la Cruz.

En ese lugar, tras una larga deliberación, los integrantes procedieron a firmar los primeros estatutos del Club Deportivo Alhaurino por lo que se suprimia el anglicismo de la denominación original, requisito que exigía la corporación municipal para poder sudvencionar al club.

Tras aprobarse los estatutos, el primer presidente recayó sobre Francisco Santana, jugador que en 1908 era capitán del Estación de Alhaurín FC y que estableció como indumentaria oficial la camiseta azul y el pantalón de color blanco y medias blanquiazules como hasta entonces se jugaba.

Entre los acuerdos también figuraba la fusión con el Fahala FC y que se haría efectiva la tarde del domingo 29 de Octubre de 1930 tras la celebración del partido de hermandad en el llano de la Plaza Mayor, actual Plaza Alta, donde el nuevo CD Alhaurino venció por 8 – 1.

Este fue el último encuentro que disputó el equipo de la estación de Vallehermoso, ya que tras el encuentro el CD Alhaurino absorbió al Fahala CF quedandose como único representante hasta el día de hoy del municipio.

Un tiempo más tarde, debido a que el gobierno de la República prohibió la práctica de las actividades deportivas en sitios públicos, el equipo no tuvo más remedio que marcharse precisamente a la explanada de la estación de “Vallehermoso” para disputar allí sus encuentros.

Como ese lugar quedaba muy alejado del pueblo, "Miguel Fijones" realizó múltiples gestiones para la construcción de un campo de fútbol en una finca cercana a la Fuente Lucena, pero por desgracia las negociaciones no prosperaron.

Tras la fusión, el club organiza partidos amistosos, participa en Copas de Ferias y forma parte de pequeños torneos organizados por los equipos más representativos de la comarca.

En el verano de 1936, a consecuencia del estallido de la Guerra Civil española, el CD Alhaurino, al igual que todos los equipos españoles, se vio abocado a abandonar momentáneamente la práctica del fútbol.

El sábado 27 de mayo de 1939, una vez finalizado el conflicto bélico y coincidiendo con las fiestas del municipio, el CD Alhaurino jugó en la explanada de la estación de “Vallehermoso” un encuentro amistoso frente al potente Atlético Malacitano, escuadra a la que doblegó por (4-2).

Al inicio de los cuarenta, el CD Alhaurino se inscribe en las "Ligas de Educación y Descanso", competiciones organizadas por el Gobernador Civil para fomentar el deporte en la provincia y en donde el cuadro azulino se enfrentaba a los conjuntos más destacados de la época.

Después de varios años de intensas negociaciones, en 1945 el ayuntamiento construyó el “Campo de El Chorro" nombre que llevaría debido a la popular barriada del municipio y que contaba en su interior con un nacimiento de agua.

A principios de la década de los cincuenta, el equipo participó en una serie de torneos provinciales que eran organizados por algunas empresas malagueñas como medio para promocionar sus productos, destacando el "Trofeo Filomática" o la "Copa Coca-Cola.

El 11 de Agosto de 1954, la directiva decide inscribir al club en la recién creada Federación Malagueña de Fútbol (FMF) pero debido a que en esos momentos la economía de la entidad era muy deficiente el club continuó participando en los torneos de Educación y Descanso, ya que estos no suponían costes en los arbitrajes.

En los años posteriores, el club generó una gran simpatía entre la masa social, circunstancia por la que el “Campo de El Chorro” tuvo que ampliarse para dar cabida a la nutrida afición azulilla.

Así las cosas, con una plantilla competitiva respaldada por una de las mejores aficiones de la provincia, la directiva decidió  inscribir al equipo en una competición federada, La segunda Categoría Provincial, competición que curiosamente participaban también equipos de la provincia de Cádiz, como el Atlético Linense.

La temporada 1958/59, la del debut en competiciones federadas, se saldó con una destacada actuación del Alhaurino, logrando ascender a la Primera Categoría Regional y proclamándose subcampeón de la Copa Gobernador Civil; logros con los que el equipo obtuvo un enorme prestigio.

En 1960, el club ganó la primera edición del conocido “Trofeo Costa del Sol”, torneo organizado por la Federación Malagueña de Fútbol en el que los azulinos protagonizaron inolvidables encuentros en los que doblegaron a los conjuntos más punteros del fútbol malagueño.

Curiosamente, el Trofeo Costa del Sol, que a día de hoy sigue disputándose, fue el primer título oficial del CD Alhaurino en su historia.

Tras el cúmulo de éxitos cosechados en años anteriores, en la temporada 1960/61 el conjunto azulino se proclamó brillante subcampeón del Grupo IV de la Primera Categoría Regional, hecho que garantizaba su participación en la dura y larga fase de ascenso a la Tercera división .

Tras deshacerse tanto del Hinojosa del Duque como del Isla Cristina en eliminatorias previas, el Alhaurino disputaría la definitiva promoción de ascenso contra la Olímpica Valverdeña, penúltimo clasificado de la Tercera División.

Después de caer derrotados (2-0) en el primer envite, el  25 de Junio de 1961 el Campo de El Chorro fue testigo del histórico (5-0) endosado a los onubenses, resultado memorable con el que el CD Alhaurino, fenomenalmente dirigido por el técnico Boquilla, lograba el primer ascenso de su historia a la Tercera División del balompié español,

En la temporada 1961/62 el Alhaurino quedó encuadrado en el Grupo XI de la Tercera División, categoría que precedía a la Segunda División, por lo que era algo histórico que la localidad contara con un club tan modesto en esta competición.

En su debut el cuadro azulillo cuajó una buena actuación en la categoría, logrando la permanencia sin pasar demasiados apuros, dándose la curiosa circunstancia de que el jugador Miguel Ramos Vargas “Migueli”, que posteriormente militó en el CD Málaga y en la Selección Española, formó parte de la plantilla del Decano convirtiéndose en el primer internacional de la historia del club.

En el ejercicio 1962/63 el club realizó una mala temporada que aunque lo llevó a finalizar en la penúltima posición y, aunque estuvo a punto de conseguir la permanencia, finalmente descendió tras perder la promoción ante el CD Chiclanero.

En los años venideros, ya en categoría regional, el equipo bajó su nivel considerablemente, reduciendo la asistencia de aficionados al campo y por consiguiente mermando en demasía la modesta economía del club.

La campaña 1964/65 fue una de las peores temporadas que se recuerdan en la historia del CD Alhaurino, debido a que desde el comienzo se desencadenó un conflicto entre la directiva del club y Joaquín Moltó, alcalde de la localidad.

En dicho enfrentamiento los directivos reclamaban que la crisis económica que sufría la entidad había sido provocada por el poco apoyo institucional que recibía por parte del ayuntamiento, ya que este no subvencionaba los largos viajes que tenía que realizar el club.

La enemistad provocó un ultimátum por parte del Alcalde, en el cual instaba al CD Alhaurino a abandonar las instalaciones del Campo del Chorro antes del comienzo del año 1965 ya que allí tenía previsto construir el que hoy se conoce como Colegio “El Chorro”.

Viendo tal situación, la directiva tomó medias en el asunto y decidió no pagar ficha a ningún entrenador debido a la precaria situación económica del club, siendo el propio presidente Miguel Fijones el que se sentase en el banquillo.

La jugada maestra que consiguió Miguel Fijones provocó que el 22 de Diciembre de 1964, tras la finalización del partido ante el CD Veleño, la Federación Andaluza excluyera al conjunto azulillo de las competiciones federadas,  alegando la reiterada ausencia de entrenador titulado, y por el cual el club recibiría la sanción de no poder inscribirse en ninguna categoría federada en un plazo de cuatro años contados desde la temporada inmediatamente posterior, pasando automáticamente a la Categoría de Adheridos.

Así a la temporada siguiente el club entró a formar parte de la Categoría de Adheridos, competición creada por dicho ente federativo para promocionar la práctica del deporte y así favorecer la creación de nuevos clubes debido a que la organización de los partidos no conllevaba costes de ningún tipo.

Tras estos lamentables acontecimientos, el Campo de El Chorro se demolió para en su lugar edificar dicho colegio, por lo que el por entonces presidente del club, Miguel Fijones, decide llevarse al CD Alhaurino al "Campo de Los Montecillos", terreno situado en la vecina localidad de Coín para disputar allí sus partidos como local.

Durante su estancia en la mencionada Categoría de Adheridos, el conjunto azulino participó en partidos y torneos amistosos en los que se enfrentó a clubes de la provincia de Málaga que en aquel tiempo no estaban federados.

En 1972 Joaquín Moltó deja de ser Alcalde de Alhaurín el Grande y por entonces es nombrado presidente el flamante concejal de deporte José Ortega Pérez y que puso como objetivo volver a traer al CD Alhaurino de vuelta al municipio.

El primer paso para lograrlo fue la rápida construcción de un nuevo campo de fútbol situado en el conocido vertedero de "Las Estercoleras", el cual se denominó "Campo Municipal Miguel Fijones" en honor al que fuera uno de los fundadores del club.

Finalmente, en 1973 y tras el cumplirse el período de sanción federativo, la directiva inscribe al CD Alhaurino en la Segunda Regional, última categoría federada de la provincia.

Durante los próximos años el club estuvo integrado por jugadores del municipio y de la capital, los cuales asentaron al equipo logrando holgadamente la permanencia en dicha competición y rozando en varias ocasiones el ascenso de categoría, siendo en la temporada 1975/76 la ocasión que más cerca estuvo del objetivo, cayendo finalmente en la promoción de ascenso.

En la campaña 1979/80 el equipo realiza una sensacional temporada que lo lleva a proclamarse campeón de Segunda Regional, logrando de esta manera el ansiado ascenso a Regional Preferente tras una serie de reformas en las estructuras de las categorías por parte de la Federación Andaluza de Fútbol.

En dicha categoría, la temporada 1980/81 fue un éxito rotundo para el CD Alhaurino, puesto que cuajó una excelente actuación que lo llevó a clasificarse en tercer lugar, posición que le dio el ascenso a la Tercera división beneficiándose de que el Imperio de Ceuta venciera al Real de Melilla en la promoción norteafricana.

Este éxito logrado ponía el punto y final a un ciclo prodigioso en el que la entidad había logrado la hazaña de encadenar dos ascensos consecutivos y regresar 18 años después a la tercera división.

En el ejercicio 1981/82 el CD Alhaurino comenzaba un nuevo periplo en el difícil e igualado Grupo IX de la Tercera División que gracias al buen juego desplegado y los buenos resultados obtenidos a lo largo de la campaña, hicieron del Alhaurino el equipo revelación de la categoría.

Como colofón final a esa magnífica actuación, el equipo se aupó hasta el quinto lugar de la tabla clasificatoria, posición que premiaba al club con la participación en la Copa de Su Majestad el Rey por primera vez en su historia.

Cabe destacar, y para cerrar el magnífico año, que el delantero alhaurino Antoñito terminó siendo el máximo artillero del Grupo IX de la Tercera División al anotar 25 goles con la camiseta azulilla.

La temporada 1982/83 prácticamente comenzó con el torneo copero, donde el conjunto azulillo quedó emparejado para su primera eliminatoria con el At. Malagueño, rival que también militaba en Tercera División.

La ida se saldó con un ajustado triunfo (3-2) para el actual Málaga CF, pero en el encuentro de vuelta el CD Alhaurino venció a su oponente (3-0) y certificó su pase a la siguiente ronda.

La segunda eliminatoria deparó el enfrentamiento del conjunto azulillo con el Club Deportivo Málaga, entidad tristemente desaparecida y que por entonces militaba en la Primera División.

El primer encuentro se disputó la lluviosa tarde del 29 de octubre de 1982 en un Campo Miguel Fijones que lució una de sus mejores galas en toda su historia, mostrando un lleno total y absoluto.

La alineación que el conjunto alhaurino presentó para ese histórico choque fue la compuesta por: Atencia, Reyes, Chafino, Bravo, Aragón, Salvador (Vicente), Damián, Tangolo, Blas, Antoñito y Tino (Jesús).

El partido tuvo un desarrollo bastante igualado pero la experiencia y mayor físico del CD Málaga le bastó para vencer por la mínima (0-1) en el que destacó el gran encuentro desarrollado por los locales a fuerza de casta y pundonor.

Una semana más tarde, el Alhaurino finalizaría su corta pero inolvidable andadura por la Copa del Rey rindiendo visita al mítico Estadio de La Rosaleda, donde el Alhaurino cayó por un digno (4-0).

Tras la aventura de la copa, el equipo volvió a centrarse en la liga, donde firmó otra buena campaña y consiguió con holgura la permanencia en la Tercera División.

En la temporada 1983/84 se produjo uno de los comienzos más fulgurantes que se recuerdan en la historia del C. D. Alhaurino, ya que llegó al ecuador de la competición ocupando la segunda posición clasificatoria.

Este hecho propició su inscripción en la Copa de la liga, donde se enfrentó, entre otros, al Sevilla Atlético en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán pero finalmente el club concluyó en mitad de la tabla clasificatoria.

En el verano de 1986 el club no pudo evitar su descenso a Regional Preferente, después de que la RFEF perdonara el descenso administrativo del Real Jaén por impagos, hecho que provocó la denuncia de todos los medios de comunicación de la época.

Ante esta situación, Juan "El Morao" se concentró a las puertas de la Federación Española en Madrid pero dicha protesta no tuvo el efecto deseado y el recurso presentado por el club fue declarado ocioso y al CD Alhaurino no le quedó más remedio que actuar en la Regional Preferente.

En las campañas posteriores el club se asienta en la categoría y lucha por el ascenso hasta el final, pero siempre se queda con la miel en los labios y no logra el ascenso.

La ocasión que más cerca estuvo de regresar a la Tercera división fue en el ejercicio 1989/90, momento en el que se proclamó brillante campeón de la Regional Preferente, sucumbiendo después en la liguilla por el ascenso.

Varios años más tarde, en la 1994/95 el club realiza una meritoria temporada que finaliza con el subcampeonato liguero, con lo cual se clasificó para la liguilla de ascenso, cuya participación fue un rotundo éxito que culminó con el ascenso a la Tercera división.

Poco duró la alegría en las huestes azulillas, puesto que el año del regreso a categoría nacional cuajó una irregular campaña que lo llevó a sufrir un nuevo descenso a la Regional Preferente.

La temporada 1996/97 fue casi perfecta para el cuadro de Alhaurín el Grande, puesto que se proclamó subcampeón tanto de la Regional Preferente como de la liguilla de ascenso, llegando incluso a vencer la promoción de desempate contra el Campohermoso, pero la no existencia de vacantes en la Tercera división abortó el ansiado regreso.

Sin duda una de las mejores temporadas de la historia del CD Alhaurino fue la 1998/99, momento en el que el club se proclama campeón tanto de la Regional Preferente como de la liguilla de ascenso, logrando un rotundo y merecido ascenso a la Tercera división.

Como anécdota cabe destacar que el club obtuvo una inmaculada racha de dieciséis triunfos consecutivos, muestra de la superioridad que ejerció sobre sus adversarios, hecho que también dejó patente durante la fase de ascenso a Tercera División donde incluso venció en el Estadio de los Cármenes al filial del Granada CF.

En 1999 el Club Deportivo Alhaurino inicia uno de los periodos de mayor esplendor y estabilidad de su historia, logrando el hito de permanecer durante doce temporadas consecutivas en el siempre complicado grupo IX de la Tercera división del fútbol español.

Durante ese largo periplo por la categoría nacional, cabe destacar que en la temporada 2004/05 el club logra la mejor clasificación de su historia finalizando en cuarta posición, hecho que lo premió con la participación en la Fase de ascenso a la Segunda División “B” y que finalmente la UD Almansa, tras una disputada eliminatoria, acabó con la ilusión del conjunto azulillo.

Otras temporadas que pasarán al recuerdo son la 2000/01 y 2007/08, ya que ambas campañas el conjunto azulino se quedó a las puertas de disputar la fase de ascenso a la categoría de bronce tras desempeñar un gran papel en la categoría.

El adiós a la Tercera división se produjo en el ejercicio 2010/11 después de finalizar en una decepcionante penúltima posición cuando en todo momento tuvo en sus manos la posibilidad de conseguir la permanencia.

Desde entonces, y hasta el día de hoy, el equipo milita en la Primera Andaluza Sénior, buscando recuperar su sitio en la Tercera División del balompié nacional, el lugar del que nunca debió salir.

Hoy día el CD Alhaurino es un club conocido y respetado a nivel andaluz y del que en los últimos años han salido numerosos jugadores para proseguir sus carreras futbolísticas en categorías superiores.

La afición alhaurina es reconocida por su coraje y entrega como uno de los mejores patrimonios que posee el club, que gracias a su gran tradición balompedica, ha conseguido apodar con el sobrenombre de Decano al Alhaurino, por ser conjunto más veterano de la provincia de Málaga ya que aún conserva la misma idiosincrasia que desde 1908 se viene desarrollando en Alhaurín el Grande.
[blogger]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.